martes, 12 de diciembre de 2017

Es navidad..

No sé de puertas cerradas y no entiendo que quien llega a mi puerta pueda marcharse sin ser atendido como un amigo, todos llamamos a una puerta con el lógico deseo de una respuesta agradable, nunca debieran ser un óbstaculo en la relación entre seres humanos de buena fe, amigos, personas con las que compartir un abrazo o unas palabras en la calidez de un hogar, sé de algunas queridas personas que en estas fiestas navideñas solo conoceran la soledad y pediran que el tiempo pase rápido..., un abrazo, mi abrazo  quizás sirva para hacerles sentir mi cercano cariño y sé que el sincero deseo de sentirnos mas unidos solo alcanza a imaginar la cercania, a compartir una sincera alegría, a mirarnos en los ojos ajenos, a sentir tu mano en mi mano en una ligera caricia..., navidad, un deseo de paz y amor que casi siempre se confunde en unas galerias comerciales con la estúpida e imprescindible pantallita que nos aleja un poco más de lo que amamos, tengo mi puerta abierta y siento esos pequeños pasos que dan alegría a mi vida, tengo mi puerta abierta y siento un vendaval de amor, tengo mi puerta abierta y aún sueño..., es navidad, es navidad donde la ilusión aún es posible hacerla realidad, es navidad...

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Deseos, recuerdos navideños.

Hace mucho frío y un fuerte cierzo nos empuja en nuestro caminar, simplemente hace frío como corresponde a un mes de Diciembre que ya suena a villancico más comercial que espiritual, tengo en mis manos el portal de mi infancia al que tantas cosas pedí en mi feliz infancia, recuerdo la algarabía de juegos y risas, recuerdo a mis padres en la mañana de reyes, recuerdo aquellos juegos, recuerdo tantas cosas..., será por mi edad pero hoy en día no entiendo la saciedad de tantos regalos que no permiten saborearlos pues la mayoría solo son pequeños espectáculos animados que poco contribuyen al verdadero juego de los niños, acaso solo sean lamentos nostálgicos de un anciano que rehuye el sentirse "viejo", acaso cambiamos nuestras creencias en pos de un modernismo que no siempre nos hace mejores ciudadanos, acaso solo importamos nuevos hábitos de comportamiento que nos hacen sentirnos ajenos a nuestra "piel"..., volveré a instalar mi viejo nacimiento, acaso solo sienta los recuerdos que los años han depositado en sus figuras y que se harán presentes en mi mente y volveré a desear..., navidad donde deseo firmemente  que reine el amor y la  ilusión de que nuestros mejores deseos se realicen, sentiré en silencio las ausencias, más en estos días donde acaso querría olvidar lo que fue mi vida y que nunca olvidaré...

martes, 28 de noviembre de 2017

Sabor a Diciembre

Todo acaba con sabor a turrón, villancicos y luces de colores, volver a conocer un nuevo año cargado de promesas y deseos de los que casi ninguno se hará realidad, acaso lo más  bonito sea la ilusión de quién espera un milagro..., solo la alegría infantil da sentido a la llegada de un nuevo año que me hará un poco más anciano y si el destino lo permite veré crecer a los pequeños de la familia entre juegos, sueños y cariño a raudales..., la vida va pasando con rapidez y a la mesa del recuerdo se sientan demasiadas ausencias, solo es mi íntimo sentir tras una sonrisa sincera que  se empeña en dibujar en la arena de la playa para ver como la espuma de las olas van borrando aquellos nombres, aquellos cada vez más  lejanos recuerdos que dieron sentido a mi vida..., ya no lamento nada, solo vivo tratando de amar a quienes llegan a mi y quizás en esa actitud he encontrado la razón de seguir andando mi camino en vez de sentarme a esperar el adiós final, cada día soy más consciente de lo poco que respeta el destino todos nuestros planes, somos fruto del azar y nuestra vida es una permanente casualidad abocada a un inesperado final..., la vida sigue y nos ofrecerá los señuelos del engaño, lucharemos por ser limitadamente felices, daremos nuestros mejores deseos  a quienes nos acompañan y seguiremos soñando..., siento unas tremendas ganas de gritar al destino todas mis ganas de vivir y decirle que casi soy feliz.

martes, 14 de noviembre de 2017

Con cariño...

Otoño, cierzo, frío y sin embargo me siento cómodo, tanto que casi soy feliz en mi burbuja de familia, amistad e incluso salud dentro del límite de mi edad..., prefiero mirar a los ojos a quién comparte tiempo y presencia, prefiero leer un artículo de opinión, prefiero reír ante un comentario de amistad..., ya solo busco aquello que me suena a verdad sin ningún precio pactado por mi ego, verdad son tantas cosas que el ser humano desprecia acaso por no tener precio, verdad que simplemente produce satisfacción más allá de la pose en pos de la aprobación ajena..., libertad, sentimiento liberador frente al griterío pagado y actitud sumisa ante el temor a perder, ¿perder? que podemos perder como individuos ante la chusma que ayudamos a subir y que solo viven de nuestros miedos..., vivo mi relativa felicidad desde la ignorancia deliberada de semejante banda ya que al menos no soy cómplice de la manada que señala a quienes no gruñen ni ladran en su esquema social..., siento afecto sincero a mi lado y doy cariño a quién se acerca, no soy alto, ni musculoso, ni rubio, ni tengo avión, solo tengo amistad, cariño que dar a quién llega con las manos  abiertas y una sonrisa.
No estoy frente al mundo, pretendo gritar mi protesta en defensa del MUNDO y acaso desde mi humilde persona decir que simplemente amar nos haría más felices.   

sábado, 11 de noviembre de 2017

¡Ciegos sobre la mierda!.

Estamos viviendo la gran mentira del ser humano sobre este estercolero llamado planeta tierra, la riqueza mundial cada día está en menos manos y ello en detrimento del hambre y la muerte a causa de una tremenda insolidaridad, solo queda el consuelo de que la muerte nos iguala con mayor o menor boato pero ineludiblemente todos terminamos pasto de los gusanos..., puestos a soñar podemos imaginar lo que sería este planeta si hubiese una correcta distribución de los excedentes alimentarios y fabriles, algún día los millones de ciudadanos que nada tienen que perder se pondrán en movimiento y arrasarán cuanto hallen a su paso, serán masacrados pero este planeta o lo que quede de él solo será un montón de mierda para gozo de los estúpidos llenos de un ego que les impide ver que sus pies se hunden en el excremento que han creado. ¿En que manos está nuestro futuro?. viendo, leyendo, escuchando, da pánico observar el comportamiento de los dirigentes que rigen nuestras vidas y más viendo sus reacciones ante lo que llaman política... ya poco importa a quienes somos mayores y quizás por ello siento una profunda tristeza ante la risa confiada de un niño, solo queda pedir perdón por la parte que pueda corresponderme ante esta situación que hemos creado con nuestra pasividad y estupidez egoísta. ¡que pena!.      

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Suaves páginas...

Siempre cercano a mis manos, siempre cercano a mi íntimo sentir, siempre certero con el simple placer de hojear al azar, tarde otoñal donde el viento golpea la ventana y mi mente se desliza suavemente sobre unos versos...

Después de todo que complicado es el amor breve
y en cambio que sencillo el largo amor 
digamos que éste no precisa barricadas
contra el tiempo ni contra el destiempo
ni se  enreda en fervores a plazo fijo,
el amor breve aun en aquellos tramos
en que ignora su proverbial urgencia
siempre guarda o esconde o disimula
semidioses que anuncian la invasión del olvido
en cambio el largo amor no tiene cismas
ni soluciones de continuidad
más bien continuidad de soluciones...
-----------------------
Cada ciudad puede ser otra cuando el amor pinta los muros
y de los ostros que atardecen uno es el rostro del amor
el amor viene y va y regresa y la ciudad es el testigo
de sus abrazos y crepúsculos de sus bonanzas y aguaceros
y si el amor se va y no vuelve la ciudad carga con su otoño
ya que le quedan sólo el duelo y las estatuas del amor....

(fragmentos de la obra de Mario Benedetti )
El amor, las mujeres y la vida.

martes, 7 de noviembre de 2017

Cálido nido.

Cálido nido aún por abandonar, alas desplegadas en un deseo de volar más allá, tan lejos que no sirva el mirar atrás... solo las golondrinas regresan a sus nidos, vuelven las oscuras golondrinas recordando su cálida infancia, vuelven para ofrecer a sus pequeños la calidez de su pasada infancia, todos dejamos atrás nidos que nos permitieron crecer y que tantas veces quisimos abandonar pero siempre dejamos atrás algún intimo pedazo de nuestra alma..., sentir, saber, desear, todo ello nos hace batir nuestras alas con renovada fuerza en un intento de encontrar lo que acaso olvidamos como fruto de nuestra joven arrogancia, acaso la vida solo sea un otoño donde a cada ausencia unimos nuestros miedos, todo aquello que escapa a nuestras manos y que nos hace aceptar lo inevitable, la vida nos muestra y nos esconde aquello que sin la incertidumbre de una mirada preludio de una larga conversación quizás no sucediese mas... las cosas bonitas suceden sin preguntar el porqué, sin preguntar el para qué y ¿acaso importa? aleteamos en un vuelo en el que no sabemos si vamos o regresamos, oigo tu voz y solo veo tus ojos, nos llaman al cálido nido y aleteamos pequeños reproches, pequeñas promesas, quizás mañana volemos hacia el sol sabiendo que hay un cálido lugar donde soñar, soñar..., sopla un fuerte cierzo y el viejo nido acoge a quién llega cansado de volar en pos de una ilusión...