martes, 17 de octubre de 2017

Ganar, perder.

Acaso pueda parecer algo cíclico y sabiendo que no lo es me sorprende mi ligera zozobra emocional, no lo es y sin embargo ronda mi cabeza una fácil solución, tan fácil como hacer lo que es el paso más fácil y definitivo. Si alguna alma caritativa lee estas lineas solo le pido que no juzgue lo que seguramente no entiende, solo son paridas mentales ordenadas en negro sobre blanco en un vano intento de organizar algunos sentimientos y siento un cierto vértigo, miedo o acaso un ligero temor a traspasar alguna linea para lo que no estoy muy decidido, acaso una curiosidad imperativa que me arrastra a un continuo analizar la situación..., sé las preguntas y las respuestas más no ando tras nada que altere mi retiro más allá de mi sosegada vida y me hace bien plantearlo aquí donde nunca me mentiré ya que sería absurdo hacerlo, no sé nada, solo especulo entre lo que considero mi deber y mi ego reclamando su alegría, ni siquiera sé si debería escribir estas personales lineas pero ya está hecho y algo si he logrado, saber que en mi edad también se teme el perder.

jueves, 12 de octubre de 2017

Como siempre...

Como siempre, hoy doce de octubre amanece un hermoso día propio para el peregrinar ante la imagen  de nuestra patrona, ¿cuantas plegarias musitadas en tono de jota?, tantas como lágrimas sin reprimir que afloran solo por sentir el aroma de los innumerables ramos de flores ofrecidos desde el corazón, como siempre el sonido de las alpargatas en la leve fricción del esparto sobre el asfalto al compás de los tenues sones de las bandurrias, como siempre la frente alta por la calle Alfonso para ver más allá de quienes nos preceden, ya no basta con sentir, ya queremos ver a quién como siempre nos espera en esa sonrisa que adivinamos sobre la inmensa montaña de flores tejida flor a flor, ramo a ramo y regadas con más de una lágrima, como siempre más allá de la ofrenda floral dejamos nuestra íntima plegaria y nuestras ya vacías manos acogen aquellas otras que nos acompañaron, como siempre prometemos volver el próximo año, como siempre deseamos más allá del saber del simple final de hoy..., como siempre suenan las guitarras y bandurrias, el canto de una jota, la voz rota por una emoción, cierro los ojos y solo pronuncio tu nombre... 

lunes, 9 de octubre de 2017

La eterna colina.

Ocasionalmente tengo la sensación de estar sentado en una pequeña cima desde la que oteo mi mundo, mi entorno y percibo que todo está cambiando más rápido, algunas cosas tan rápido que más parecen fracturas sociales..., sé que soy mayor y ello proporciona unas sensaciones más allá de la simple objetividad, valoro el deterioro, aparecen los miedos ya que no todo se puede manejar como etapas anteriores y veo, veo a tantas personas en un proceso lento e irreversible, miradas que gritan ¡ que hago aquí!, acaso solo sirvamos como contrapunto de nuevas vidas que corretean en nuestro entorno, acaso el premio a nuestras vidas sea la caricia de un niño en una exigencia de nuestro generoso cariño..., la simple pregunta de un conocido recientemente solitario por el fallecimiento de su pareja ¿ y ahora qué?, todos sabemos que la vida nos abandona paso a paso dejándonos creer en nuestro poder eterno, sonrío, bromeo, sé que temo lo que tanto deseé, sé que llegará y acaso en un futuro alguien vea la soledad de la roca sobre el pequeño montículo y entienda que solo el viento se lleva nuestros pensamientos al igual que las palabras apenas musitadas sobre la pequeña altura, ya todo tiene un sentido más allá de mis manos, mis eternos recuerdos giran sobre mi pequeña colina..., ya no valoro, solo siento la alegría de quienes son mi vida sabiendo que mañana ese cariño me hará desear un poco más, seguiré subiendo hasta donde el viento tome mis palabras, suaves, sinceras...

miércoles, 27 de septiembre de 2017

La vida sigue...

¡No me leas!, estas lineas no pretenden ser el modelo del mundo, afortunadamente solo son el lastre lanzado al vacío virtual y ello me hace ligero para sentir más allá del polvo del camino, sentir la vida en cada latido, reír y llorar en cada paso, en cada sonido que la vida me ofrece como el mejor regalo..., háblame y dime de ti en vez de juzgarme porque me alejas de ti, dime quién crees ser si ni siquiera formas parte de mi verdadera vida, tienes que amar sin pedir nada a cambio, la vida es fácil y solo nosotros somos capaces de hacer un infierno de nuestra felicidad, no sé lo que la vida me reserva en mi camino pero nada temo a titulo personal solo que surjan personas arrastrando su lastimosa sabiduría vacía de cualquier sentimiento de cariño, pobre de ti, acaso te sorprende el vacío en el que vives ?, mi mano estará abierta para ti pero no esperes que dé la vuelta en mi largo caminar, aún siento las ganas de vivir en la cercanía de lo que más quiero..., he comenzado diciéndote que no me leas, acaso en lo contrario sepas un poco más de mi, soy así, hasta el final. 

martes, 26 de septiembre de 2017

Sabor de otoño.

Otoño, paleta de eternos colores que hace hermoso el fin del verano, ocres tan variados para el fin de una vida vegetal, quizás la vida se ralentiza demorando el frío invierno que nos llega en el susurro del suave viento, hojas hermosas que crujirán bajo nuestros pasos en los paseos del recuerdo..., otoño, en tu belleza arrastras tantas cosas que fueron parte de nuestras vidas, tantas que acaso no supimos amar pero nos harás soñar en un nuevo día lleno de luz donde los árboles acojan los trinos que anuncien la nueva primavera y las voces infantiles que nos harán saber que la vida suena a borbotes en sus juegos, saber que la vida nos ofrece un nuevo regalo en la promesa de una hermosa flor, saber del amor,  del eterno amor que nos lleva mas allá junto con nuestro deseo, tantas cosas quedaron atrás atrapadas en un abrazo, en una caricia, en un te quiero..., otoño, te quiero y te odio, quizás mi vida solo sea un caminar unido al reloj inexorable de un tiempo desconocido en el que la vida endulza mis días, mi serena espera no apena mis días donde la amistad y el cariño me acompañan paso a paso en mi lento caminar, libre, frente a ti con una sonrisa, viéndote pasar en tu frío cabalgar, otoño, mi viejo amigo, escucharé el viento y la lluvia en mi ventana y sabré de tu llegada una vez más.

martes, 19 de septiembre de 2017

Cosícas y cantos de por aquí...

Acaso el compartir una sobremesa con toda la familia sea un lujo afectivo, una amalgama de opiniones, voces y juegos infantiles, un todo donde nada se esconde y todo une en torno a cualquier conversación, café y dulces, miradas claras y sonrisas, niños que piden, acaso sea la fiesta idónea donde todo aflora con sencillez más allá de rígidas pautas, solo es un cumpleaños de quién ni siquiera tiene conciencia de ello pero sabe lanzar besos con sabor a vida llena de cariño...,
                                          Cuando yo me haya marchado
                                          búscame en el viento amigo,
                                          en el rumor de un arroyo
                                          o en la sonrisa de un niño.

Son coplas de Aragón cantadas con el alma en los labios, labios que musitaban esta copla al nieto que dormitaba en sus brazos..., la jota sabe de familia y de gente querida, la jota es abrazo y caricia, la jota duele cuando recuerda y alegra cuando besa...
                                          Ha florecido un rosal
                                          en un rincón de tu huerto
                                          justo al lado del lugar
                                          donde te dí el primer beso.

Pasearemos el Pilar entre el sonido de guitarras y coplas de jotas, miraremos la pequeña imagen y cada uno hará suya la plegaria de su alma, será un 12 de octubre, recuerdos y promesas, tu mano en mi mano, la eterna jota llevada por el viento...
                                          Está tu nombre grabado
                                          en un árbol junto al Ebro,
                                          lo mece la suave brisa,
                                          y yo lo canto en mis sueños.

Hay pocos actos que pongan la emoción tan a flor de piel como una rondalla aragonesa, es la jota pura, genuina,sobria bajo las estrellas, es el momento íntimo de la jota, el Pilar.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Nietos, cumpleaños, cariño...

¡Pues es lo que hay!, el pequeño cumple su primer año entre nosotros y nos va llenando de alegría participativa con su creciente actividad, en verdad no hace falta más y como decían antiguamente que en toda casa tenía que haber un anciano y un niño, por aquí tres niños para disfrutar de esas edades que me hacen recordar la etapa de padre, siento que la vida pasa velozmente casi sin tiempo de asimilar el cercano ayer puesto que los ves crecer con sus incidencias que te duelen como cosa propia, ¡son tan pequeños!, querría protegerlos en un solo abrazo y no dejo de percibir que son ellos los que alegran mi vida más allá de su sola presencia, realmente son el ancla de mi vida ya que dan contenido afectivo que solo se entiende cuando se es abuelo..., sueños, deseos, tantos sentimientos a su alrededor que no sabría priorizarlos, solo sentir y esperar su presencia para arruinar la disciplina de sus padres al fin y al cabo es una de las misiones de los abuelos ya que no imagino una regañina por cualquier minucia, son adorables niños en los que atisbas gestos y maneras que resultan muy conocidas, son nuestros nietos y solo nos queda limpiarnos la "baba" , verlos crecer y soñar que después del mañana tengan un pequeño recuerdo de nosotros, mientras llega ese momento pediremos al cielo que nos permita ayudarles a ser personas, seguirán cumpliendo años y sabremos que ha valido la pena esperar su llegada, sueños realizados, cariño en un balbuceo...