jueves, 7 de junio de 2018

Vómito emocional...

Tantas cosas surgen en mi cotidiana vida, tantas que me pregunto quién dirige mis pasos, quién me ayuda en cada pesar, quién me pide que siga, quién me pide que sea feliz..., y sigo mi camino dando todo el cariño que puedo ofrecer y sé que recibo mucho más. Ni sé el motivo de estas lineas, solo he sentido la necesidad de hacer de esta página mi interlocutor donde vaciar o acaso liberarme de unas lágrimas surgidas frente a una ventana abierta en la que la suave brisa penetra como una dulce caricia..., todo está lleno de lo que más quise y que nunca olvidaré, recuerdo tantos gestos, sonidos, perfume, armarios aún llenos como si aún esperasen su vuelta..., suena la voz de J. Cafrune desgranando aquella estrofa que decía: 
             El tiempo, que va pasando
             como la vida no vuelve más.
             El tiempo, nos va matando
             y tu cariño será, será.
             El tiempo, me va matando
             y tu cariño, será, será...

Sé que seguiré disfrutando de la vida, solo que en ocasiones surgen estas descargas emocionales que como válvulas de escape me hacen mirar muy dentro de mi, cada uno tenemos nuestros profundos recuerdos que sin duda son la base de lo que somos, acaso sucesos recientes en mi entorno afectivo también provocan sentimientos de pesar.
Hace un hermoso día digno de disfrutarlo, de sonreír y de ser feliz... llega el pequeño de la familia que junto a su alegría me traerá una piedra, ¡señor, señor!, no se puede pedir más.

jueves, 31 de mayo de 2018

Adiós Mayo, adiós.

Ya se acaba el mes de Mayo con la intensa sensación de que el tiempo pasa demasiado rápido, acaso sea que los días los vivo con intensidad ó simplemente que mis tareas las realizo con menos agilidad. Es curioso que con el paso del tiempo, tantas cosas tenidas como importantes van quedando fuera de lo actualmente valorado como necesario y que casi se reducen a dos: cariño y amistad, añadimos una dosis de recuerdos para no olvidar de donde venimos ya que esa larga estela de vivencias son la realidad de nuestra vida.
La rutina veraniega adormecerá muchos aspectos de nuestra vida hasta el punto de sentirnos un tanto marionetas del interés comercial que provoca un frenético ir y venir, sobre todo destaca el sentimiento de querer volver del agobio veraniego para encontrar el sosiego del nido conocido. En este rápido tránsito por el calendario me hace preguntarme si realmente camino o me empujan y ya no sé si para subir o bajar, ya no sé si rebelarme o seguir a la masa, afortunadamente cada día disfruto de amistad y cariño, acaso siento el peso de la edad que aporta la realidad del día a día a todos mis sueños, como un dulce freno a lo imposible ..., seguiré soñando, seguiré amando mi vida.

lunes, 28 de mayo de 2018

Un te quiero por decir.

Siempre imagino que todo tiene solución y más en momentos sin retorno donde el alma se desnuda ofreciendo comprensión en donde solo hubo alejamiento, siempre espero lo mejor y en muchas ocasiones olvido que el ser humano está lleno de miedos y de egoismos que bloquean la manifestación de todo lo bueno que llevamos dentro y que tanto nos cuesta ofrecer a los demás, más allá solo nos queda la duda de nuestro proceder, la huella de un abrazo sin necesidad  de palabras..., el miedo disfrazado de dignidad solo es un antídoto que nos radicaliza en nuestra absurda postura..., nadie recuerda con exactitud la verdad  del aparente olvido, de la aparente indiferencia y sé con exactitud el pesar y el querer saber frente a la aparente indiferencia..., un paso mirando a los ojos, un lo siento salido del alma y todo acaba en un abrazo, poco más precisan dos seres humanos con la misma sangre por sus venas..., atrás quedan las esperanzas, atrás queda lo que pudo ser y acaso alguna lágrima hará recordar lo que el miedo impidió alcanzar. Todo pasó y no hay retorno pero si esperanza.

domingo, 27 de mayo de 2018

Adiós hermano...

A pesar de ser un hecho inevitable, siempre sorprende el eterno adiós provocándonos unos recuerdos puntuales que nos sorprende como algo que ya quedó casi olvidado..., unos nos hacen sonreir, otros nos hacen comprender lo que acaso no entendimos en su momento, ya todo acabó y te recordaremos como una persona que afortunadamente no era perfecto con lo que eras más cercano en cariño y amistad. He vuelto a ver las imágenes de nuestra boda en la que acompañas a tu hermana hasta el altar y recuerdo tus bromas llenas de cariño..., deseo que allá donde estés tengas la suerte de seguir paseando en su compañia, deseo, deseo querido Angel que la paz inunde tu espíritu. Aún no sé la causa de escribir estas lineas, solo sé de ausencias que me hacen sentir con pesar lo que ya no volverá y que acaso me hacen saber de soledades solo suavizadas por el afecto familiar. La vida nos obliga a continuar y mañana saldrá el sol anunciándonos el nuevo día lleno de esperanza .

sábado, 19 de mayo de 2018

Aún queda esperanza...

Abrir las ventanas y que la vida nos inunde de toda su alegría ¡es primavera!, la vida en estado puro nos rodea gritándonos sus ansias de vivir en una armonía que nos desborda dada nuestra idiotez demostrada cada día en la continua y nefasta muestra de la sinrazón de nuestros actos..., violencia gratuita, muertes que ya no nos encogen el ánimo de tanto exhibir la guerra a través de tantas noticias, unos sonrien mientras otros mueren sin saber la razón, ojos abiertos frente a una bala que recorre el camino entre el no sé y el porqué, siguen riendo y justificando sus actos ante un pueblo que solo quiere vivir en paz, ¡pobre humanidad! saber que la vida les dá alegría, que pueden cerrar los ojos sin miedo ante un gesto de amistad, que simplemente pueden vivir con dignidad sin ser desposeidos de todo lo que la vida les dió.  Quizás los muchos años nos hacen comprender las miserias que nos rodean y lo despreciable que resultan los variados y numerosos salvadores de una sociedad podrida. A pesar de todo ¡es primavera y queda esperanza!.

lunes, 14 de mayo de 2018

Ausencia de verano.

¡Ay el tiempo! casi todo acaba comprendiendose incluso el dolor resulta tierno cuando una mano amiga simplemente presiona tu brazo, pasa lento el tiempo y más cuando se está solo, olvidando que no estas solo en un mundo de amistad, de cariño..., detrás de cada uno aflora un mundo que ofrecer en amistad, lleno de vidas, vivencias a las que acceder llenos de amor, de amistad y llega Junio donde los ciclos de actividades para "mayores" acaban.
Promesas de amistad, nuevos planes para otro año que esperamos con renovada ilusion en traer aquí nuestras vivencias largamente contadas, ¡tantos meses! sabiendo los unos de los otros..., aunque sea un instante, deseamos descansar, dejarnos ir a cualquier lugar con tal que la vida nos permita creer que vivimos más alla de esta pausa cabalgando nuestros sueños del pasado y volveremos con los ojos abiertos buscando aquella mirada llena de silenciosa alegría y sentiremos el tacto de una mano amiga sobre la nuestra, volveremos a soñar, volveremos a saber sin preguntar ya que simplemente seremos felices de encontrar parte de nuestra vida. ¡Ay el tiempo! ya no vale soñar sino vivir más allá del dolor de toda aquella verdad que la vida nos fué ofreciendo de forma cruel y que redujo la esperanza de soñar..., todo acaba comprendiendose.

domingo, 6 de mayo de 2018

Espero, solo espero...

... hay rencor de conciencia engañada que ni el silencio y la soledad
   lo calman, aunque acaso también algo más hondo traigan al corazón, 
   como el latido de los pinares, al pararse el viento, que se preparan para 
   oscurecer. Algo que ya no es casi sentimiento, una disposición de afinidad
   profunda con la naturaleza y con los hombres, que hasta la idea de morir 
   parece bella y tranquila. Igual que este lugar.   -(J. Gil de Biedma).-

    Encontré una salida, acaso solo fué una huida de mis rencores y miedos,
dolorosa soledad ante uno más de los engaños de la vida que nos invita cada
día a creer un poco más allá en el tiempo..., caminamos rotos por el dolor que
cada esperanza incumplida en esta vida nos hace más lento el sueño de un 
nuevo día..., compartir sentimientos más allá del propio pudor, aferrarse a la 
vida con la fuerza de un naúfrago, sin preguntar, sin querer saber el origen ya 
que solo cuenta el esperar sin saber..., día de la madre, día de ausencias ya
lejanas y sin embargo quedan sensaciones tan profundas que nos impiden el 
olvidar sonidos, aromas y caricias. Acaso esto solo sea un pequeño grito ante
la vida pero cada palabra es un retazo de mi alma, de mi espera...