viernes, 9 de febrero de 2018

Mientras sintamos...

Mientras seamos capaces de  sentirnos vivos creo firmemente que sabremos saborear la vida, disfrutar la vida, nuestra vida, ¡hay tanto por vivir!, pero casi todo es un sueño ya que nos envuelve un cúmulo de miedos que condiciona nuestra percepción de la realidad, hasta el amor es temido por su cuota de generosa entrega... ¿acaso tememos vivir?, a solas con nuestros miedos inmersos en esa espiral que solo a nuestro particular infierno nos lleva, un poema , un grito del alma nos empuja a vivir, siempre existen razones para  vivir un poco más.
 
Mientras sintamos que se alegra el alma / sin que los labios rian;
mientras se llore sin que el llanto acuda / a nublar la púpila;
mientras el corazón y la cabeza / batallando prosigan;
mientras haya esperanzas y recuerdos / ¡habrá poesía!
Mientras haya unos ojos que reflejen / los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando / al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso / dos almas confundidas;
mientras exista una mujer hermosa, /¡habrá poesía!.
                                                                   Rimas (Gustavo A. Becquer

domingo, 4 de febrero de 2018

Sueño bajo el sol...

Sueño no soñar más, solo deseo sentir bajo el sol y esperar... acaso esperar sin soñar lo que deseo más allá del alcance de mi mano, siento que la vida de afectos se resquebraja en una lógica secuencia que por conocida no deseo su presencia a pesar de su final, todo está marcado en nuestro destino y cuando llegue espero poder reir en un adios definitivo, no es pesar ni tristeza ya que me sorprendo en un querer vivir, vivir, sentirme vivo y la vida ignoro si es generosa conmigo o solo transcurre lo marcado para mi..., todo sucede como si nosotros formasemos nuestro destino, dedicamos una vida a planificar ¿el futuro? y acaso olvidamos el vivir como si fuese el último momento, sin dejar atrás tantos te quiero que en nuestra prisa olvidamos decir, la vida no me ha hecho más sabio, solo que la edad me hizo saber lo que realmente vale la pena, tu sonrisa, tu caricia, tus lágrimas, ¿por qué amamos tanto lo que perdimos? quizás el saber de su eterna ausencia, saber con certeza lo que quedó atrás nos empuja a vivir cada amanecer con la alegría de un nuevo día, quizás..., no puedo ni quiero abrumar a quienes quiero con mis "batallitas" solo quiero sentir el cariño sincero, la sonrisa de un niño, el balbuceo de un bebé, la vida acaso sea esto y soy felíz. 

sábado, 27 de enero de 2018

Ser libre...

Sentir, sentir el murmullo de un pequeño arroyo que acaricia al frágil junco, sentir el viento en la cara como una caricia lejana, sentir tan dentro del alma hasta sentirnos vacios de todo aquello que somos, sentir lo que ya no existe y que huyó de nosotros como el agua entre los frios dedos, sentir, sentir, solo sentimientos que dan sentido a la vida..., los días pasan y solo el recuerdo queda llenando nuestra vida de unos posos que no siempre son gratos, acaso somos eso, solamente eso, soñamos el juego de la vida con estas cartas marcadas de antemano y que ya nacieron con nosotros, sentir, sentimos alegrías viendo cariño, amor, tu mano, mi mano, déjame sentir el rumor del arroyo que canta su libertad, déjame volar en tu fuerza, déjame soñar en ser libre más allá del polvo del camino, déjame..., vivir, pagar un precio sin tasar, nos dan vida y damos vida sin saber desde donde hasta cuando, seguimos sintiendo sin conocer el límite de nuestro sentir. El pequeño gorrión revolotea en mi ventana acaso diciéndome que su huida de ayer no le llevó a su libertad, sintió que el viento le trajo hasta donde acaso dejó su nido en busca de un sueño, quizás sus trinos me hablan de que es felíz en su vieja ventana, quizás sabrá que en esas migas de pan está la esperanza en un futuro lleno de afecto por su presencia. La suave brisa acaricia sus plumas.

lunes, 22 de enero de 2018

Un instante.

Quizás sea el aroma de una primavera aún lejana, quizás, mi vida se acelera suavemente y es algo que percibo como una ilusión cercana y ello me hace más felíz... no sé hacia donde voy ni sé si tiene sentido mi camino sin un norte definido, solo sé que es agradable el seguir adelante sintiendo lo que la vida aún me ofrece hoy ya que mañana solo es un sueño.

Aunque sea un instante, deseamos
descansar. Soñamos con dejarnos.
No sé, pero en cualquier lugar
con tal de que la vida deponga sus espinas.

Un instante, tal vez. Y nos volvemos
atrás, hacia el pasado engañoso cerrándose
sobre el mismo temor actual, que dia a día
entonces también conocimos.

Se olvida pronto, se olvida el sudor tantas noches,
la nerviosa ansiedad que amarga el mejor logro
llevándonos a él de antemano rendidos
sin más que ese vacío de llegar,
la indiferencia extraña de lo que ya está hecho...

(Aunque sea un instante).- Jaime Gil de Biedma.

Un instante de sentir, un instante de sabor, un instante de soñar, un instante de reir o de llorar, un instante y todo queda atrás desapareciendo en el recuerdo... o el olvido.

domingo, 21 de enero de 2018

Sé a que sabe mi vida...

Sé a que puerto quiero llegar y a pesar de la fragilidad de mi vieja nave aún siento la fuerza que azota el timón de mi vida, río más que lloro y casi siempre mi sonrisa es la antesala de mi afecto; me sorprendo pensando en como soy, sé como era y como he vivido mi vida a mi aire tanto que pocas cosas cambiaria de volver a vivirlas, recuerdo a mis padres en su predicamento de que fuesemos nosotros mismos frente a los problemas: de cara y de pie...,
solo ser nosotros para tener una identidad propia en la mejor o peor vida, pero no ser unos peleles que nos hiciese agachar la cabeza o rehuir la mirada. Se hacia donde voy y por ello me sorprende el deseo de revisar mi vida pasada, ¿para qué? acaso reafirmar mi pasado en lo que soy, acaso liberar no sé que sentimiento, acaso justificar mi pesar ante el disfrute de la vida... la vida ya no tiene planes rígidos, la vida es disfrutar cada día de la amistad y del cariño que se nos ofrece, la vida a pequeños y gratos sorbos, reir y también llorar en la libertad que nos dá la suma de tantos años...

En la lluvia sobre el mar.
En la abierta ventana,
contemplándola, descansas
la sien en el cristal.

Imagen de unos segundos,
quieto en el contraluz,
tu cuerpo distinto, aún
de la noche desnudo.

Y te vuelves hacia mi,
sonréndome. Yo pienso
en como ha pasado el tiempo,
y te recuerdo así.                             (Mañana de ayer, de hoy) 
                                                       .-Jaime G. de Biedma. 

martes, 16 de enero de 2018

Silencio.

Silencio, la noche señorea el espacio bajo su oscuro manto y las palabras suenan suaves como promesas sin cumplir, aspiro tu aroma y temo abrir los ojos para solo ver el vacio en la oscura noche... prefiero soñar tantas noches por recordar cuando la vida solo era estar pero ya la vida  solo es sol y luna, día y noche, silencios... acaso el añorar pasadas facetas de la vida solo sea un esperar definitivo ante la ausencia, silencio, quietud.

Leyendo un claro día
mis bien amados versos,
he visto en el profundo 
espejo de mis sueños
que una verdad divina
temblando está de miedo
y es una flor que quiere
echar su aroma al viento.

Desde el umbral de un sueño me llamaron...
Era la buena voz, la voz querida.
- Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?...
Llegó a mi corazón una caricia.
_ Contigo siempre... Y avancé en mi sueño
por una larga, escueta galeria,
sintiendo el roce de la veste pura
y el palpitar suave  de la mano amiga.    (Galerias / A. Machado.)

 La noche es larga, la noche es fría y oscura, el silencio me acompaña y siento cada latido de mi corazón hablandome de recuerdos... el sueño, mi viejo amigo, llévame al amanecer donde el pajarillo trinará frente a un rayo de sol y sabré de un nuevo día por vivir.

lunes, 8 de enero de 2018

Una estrella.

Suenan las fanfarrias y los niños contienen la respiración ante la aparición de la cabalgata de reyes, cabalgata donde viajan sus ilusiones camino de ser una realidad, cabalgata sin esperanza para quienes se saben ajenos a la realización de su ilusión, cabalgata donde acaso sobre luz y falte solidaridad, cabalgata que pasa dejando tras de si la oscura noche  que quizás oculte alguna lágrima..., sus pequeños pies sienten unos abandonados dulces que en su mano suenan a regalo, su pequeña sonrisa acompaña un ¡gracias reyes! y en la oscura noche brilla intensamente una estrella. Ya no pido nada para este nuevo año, suena como abandono frente a lo que considero superior a mis fuerzas o acaso solo limitarme a lo que está cercano y a lo que aún puedo aportar mi pequeño esfuerzo, obviamente que mi circulo de amistad tiene parecida edad y por tanto parecida actitud, ni mejor ni peor ya que la vida nos enseño sus cartas y sabemos de la fragilidad de los sueños asi como de lo imprevisto del inmediato futuro..., pero en esta aparente tristeza quedan muchas ganas de vivir lo que el nuevo año nos depare y acaso el mejor comienzo sea agradecer a quienes año tras año, ya hace muchos, siguen ofreciendonos lo mejor de su impagable esfuerzo en la organización de la cabalgata local de reyes y parece imposible superarse año tras año renovando personas, esfuerzos y recordando a quienes en el tiempo nos abandonaron para siempre a pesar de permanecer en nuestra memoria y me llena de orgullo sanjuanero el saber de quienes nos visitan expresamente para disfrutar de esta cabalgata, mi modesto aplauso a cuantos hacen posible este evento, sé que no somos de aplaudir los hechos que se realizan aqui para uso y disfrute de todos los vecinos..., cada nuevo año nos impulsa a nuevos propósitos y que solo con nuestro compromiso podremos alcanzar, ¡felíz año!.